Seguridad en Internet

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Comparte esta publicación

Etiquetas:

¡NO permita que su computadora sea un blanco para los estafadores y otros malhechores que conspiran para hacer de nuestra vida en línea una miseria!

Habrá leído de vez en cuando, de usuarios de sistemas bancarios en línea a los que se les ha comprometido la cuenta y se les ha robado dinero. Pero, de hecho, la mayoría de los sistemas bancarios y de pago operan sistemas bastante seguros. Si no lo hicieran, no estarían en el negocio por mucho tiempo. La realidad del mundo actual es que los sistemas de pago se utilizan cada vez más en línea. Pero eso no significa que no debemos estar atentos a los tipos de problemas que pueden surgir.

Es importante distinguir entre la seguridad de un sistema en línea (como un Banco, Amazon o eBay) y la seguridad de los nombres de usuario y las contraseñas que guardamos en nuestras computadoras, o en cuadernos. El punto importante es que si un estafador en línea o alguien de su entorno logra piratear su propia computadora y controlar sus detalles de inicio de sesión (nombre de usuario y contraseña), entonces ninguna seguridad de un sistema en línea puede impedir que ocurra lo inevitable. Así que el uso de una computadora, si es utilizada para conectarse al banco o hacer compras en línea se vuelve personal.

Prácticamente casi todos los problemas aparentes con el uso del pago en línea son porque un estafador logró apoderarse de nuestros detalles. Esto se aplica tanto a PayPal como a cualquier sistema. Entonces, la primera regla es evitar que su computadora se vea comprometida.

Hay dos formas en que lo anterior puede suceder: el llamado “phishing” y un ataque más directo, donde otra persona logra acceder a su computadora a través de su conexión de banda ancha mientras la está usando. Ambos son peligrosos.

El phishing es más difícil de evitar. Por ejemplo, lo que pasa es que alguien le envía un correo electrónico “falso”. Puede parecer que el correo electrónico proviene de su banco o de otra persona con la que ha estado tratando. (y en esto consiste el engaño). El correo electrónico parece convincente e inocentemente proporciona un enlace para hacer clic.

¡No lo haga!

Una vez que hace clic en ese enlace, ya es demasiado tarde. Se podría implantar un código de software en su computadora que puede hacer casi cualquier cosa. Lo que es peor, puede enviar por correo electrónico a todos sus amigos mensajes falsos similares. En el peor de los casos, puede acceder a todas las contraseñas que haya recordado inteligentemente en su pequeño archivo de Word.

El método de ataque directo también puede causar muchos problemas. Los medios habituales para prevenir estos ataques es un “firewall”, una barrera de software que monitorea continuamente el tráfico que entra y sale de su conexión. Compañías como McAfee y Norton venden software que puede instalarse en computadoras personales que evitan que esto suceda.

Pero, de hecho, la mayoría de los problemas que experimentan los usuarios se deben a la falta de una gestión correcta de nombres de usuario y contraseñas. Guardarlos en tu computadora es una invitación para que sean encontrados. Desafortunadamente, muchas personas terminan usando la misma contraseña para todos sus sistemas en línea. Una vez obtenida, esta es una receta para el desastre. Cuando el estafador consigue la contraseña, tendrán acceso irrestricto a todos sus sitios.

Este es nuestro consejo básico sobre cómo administrar su seguridad en línea:

Contraseñas:

  1. Use una contraseña diferente para cada sistema en línea que use.
  2. Use contraseñas que sean difíciles de recordar: definitivamente no use contraseñas como “12345678”, ni tampoco su propio cumpleaños o el nombre de sus familiares.
  3. Cambie las contraseñas con frecuencia – digamos mensualmente como mínimo.

Cortafuegos

Si usa una PC, asegúrese de tener instalado un firewall adecuado. Asesórese si no está seguro de qué o cuál instalar.

Computadores Mac versus Computadoras con Windows

No hay duda de que las computadoras Apple son más seguras que las computadoras con sistema operativo Windows. La razón es que las PC todavía se utilizan en la mayoría de los sistemas comerciales del mundo, por lo que hay más incentivos para los estafadores para atacar estos sistemas. Las computadoras Apple también tienen un entorno cuidadosamente administrado donde controlan estrictamente quién obtiene acceso a sus diseños de software internos.

Finalmente

El trabajo de recordar contraseñas, cambiarlas y mantenerlas seguras puede ser una tarea desalentadora, que muchas personas se olvidan de hacer. Afortunadamente, hay una mejor manera: use un software especializado llamado “administrador de contraseñas”. Esto mantendrá sus contraseñas y capturará las nuevas cuando las cambie. Un ejemplo que podemos recomendar se llama LastPass (https://www.lastpass.com/es).

Deja un comentario

Subscríbete a nuestra lista de correos. Prometemos no enviar "spam"